L’Olleria reduce un 73,55% la deuda global desde el inicio de la legislatura

L’Olleria reduce un 73,55% la deuda global desde el inicio de la legislatura

El Ayuntamiento de l’Olleria ha pasado de tener una deuda municipal de 5.558.751,66 euros al inicio de la legislatura (1 millón de euros de una póliza de crédito, 1.504.280,40 euros de un préstamo para pagar a proveedores que se hizo en 2012 con el Ministerio, y 3.054.471,26 euros de préstamos a largo plazo con los bancos), a una deuda de 1.470.188,84 euros a 31 de diciembre del 2018. En total, se ha reducido un 73,55% la deuda desde junio del 2015, puesto que se ha anulado la póliza, se ha amortizado el préstamo a proveedores que obligaba a un plan de ajuste, y se han amortizado préstamos a largo plazo.

Desde el consistorio han avanzado que en 2019 está previsto amortizar un total de 316.018,32 euros de forma ordinaria, además del que se pueda hacer de forma extraordinaria sin afectar a la liquidez del Ayuntamiento, tal como se ha hecho en los últimos tres años. Con todo esto, hay que destacar que se ha pasado de un volumen de endeudamiento del 96,39% al 25,42%.

La concejal de Economía y Hacienda, Ruth Martínez, ha destacado que “estas cifras nos permiten invertir el superávit del año anterior en obras necesarias para l’Olleria, como los casi 300.000 euros que vamos a invertir en el cambio de la cubierta y rehabilitación de la primera planta del Centro de Día, y además, nos permite acceder a subvenciones que si tuviéramos un plan de ajuste o no cumpliéramos los plazos de pago que marca la ley no podríamos acceder”.

Además, también hay que destacar que el periodo medio de pago a proveedores en junio del 2015 era de 50,95 días, y actualmente es de 6,45 días. El alcalde de l’Olleria, Julià Engo, ha destacado que “intentamos siempre contratar cualquier servicio necesario con empresas de la localidad, y si además les pagamos pronto, es un valor añadido al desarrollo de la economía local”.

El alcalde también ha querido destacar que durante la presente legislatura se ha bajado el Impuesto de Bienes Inmuebles a un mínimo histórico de 0,59, por lo tanto «hemos conseguido bajar los impuestos y aumentar el superávit».