Comprar artículos de segunda mano está de moda.

A la hora de adquirir cualquier artículo, la mayoría de nosotros nos sentimos obligados a tomar una serie de decisiones que nos ayudarán a decantarnos por una opción u otra; el precio, la calidad y los requisitos técnicos o estéticos son algunas de las opciones más comunes que nos mantienen en duda hasta que conseguimos dar con la respuesta indicada.

Esto es algo que definitivamente tampoco cambia cuando nos lanzamos a adquirir artículos de segunda mano, pero, si lo pensamos dos veces, entenderemos que la experiencia será totalmente distinta ¿verdad?

El dinero que nos gastamos en un artículo de segunda mano puede hacernos sentir una sensación de compra mucho más gratificante (a pesar de que no vayamos a estrenar dicho artículo) por una simple razón: le damos una segunda oportunidad a algo que aún puede usarse, y, además, pagamos menos dinero por ello. Y es que, esta simple decisión tiene como propósito un fin superior antes que satisfacer nuestras ganas de sentirnos exclusivos ante una nueva compra; ayuda a impulsar la economía circular que tan importante es para el planeta.

Así que, si estás planteándote empezar a contribuir con la mejora del medio ambiente comprando artículos de segunda mano, este artículo es para ti.

Razón principal por la que triunfan las ventas de segunda mano.

Como hemos mencionado, comprar artículos de segunda mano puede provocarnos a todos una sensación mucho más gratificante de compra que la que sentimos al comprar un artículo nuevo, ya que esto supone un sinfín de ventajas tanto para nosotros como para el medio ambiente que merecen ser reconocidas:

  • Los artículos son mucho más baratos, y en algunas ocasiones, incluyen extras o regalos que difícilmente podríamos adquirir de primera mano sin hacer un gran esfuerzo económico.
  • En vez de tirar un artículo que aún puede aprovecharse y perjudicar al medio ambiente, como ocurre con la ropa, nosotros le damos otra oportunidad. Además, gracias a esto podemos encontrar artículos exclusivos o descatalogados que nos permitirán diferenciarnos de los demás respecto a nuestros gustos y estilos.
  • Ayudamos a una persona a ganar dinero sin tener que enfrentarse a intermediarios, gracias a los portales de venta online de segunda mano. De esta forma, también estamos ayudando a las otras personas que vivimos en este planeta a ganarse la vida, ya que hoy día el trabajo está bastante inaccesible para la mayoría de nosotros.

De esta forma, determinamos que comprar artículos de segunda mano nos ofrece las siguientes ventajas:

  1. Ahorro de dinero.

Por lo general, los artículos de segunda mano son más económicos que los nuevos, lo que te permite obtener lo que necesitas a un precio más bajo.

  1. Sostenibilidad ambiental.

Comprar artículos de segunda mano ayuda a reducir la demanda de nuevos productos, lo que a su vez disminuye la necesidad de fabricación y la generación de residuos.

  1. Variedad y rarezas.

Puedes encontrar artículos únicos y raros que ya no se fabrican o que son difíciles de encontrar en el mercado nuevo.

  1. Menor depreciación.

Algunos artículos, como los coches, tienden a perder valor rápidamente cuando son nuevos. Comprarlos de segunda mano puede evitar la mayor parte de esa depreciación inicial.

  1. Calidad similar.

En muchos casos, los artículos de segunda mano están en muy buenas condiciones y pueden funcionar igual de bien que los nuevos, especialmente si son de buena calidad y han sido bien mantenidos.

  1. Negociación de precios.

En las ventas de segunda mano, suele haber un margen para negociar el precio, lo que te puede permitir gastar aun menos precio del que marca el artículo.

¿Qué tipo de artículos de segunda mano son los más demandados?

A pesar de que hoy día podemos comprar prácticamente cualquier cosa de segunda mano (hasta comida que se va a tirar ¡imagínate!), existen algunos artículos que siguen siendo los más demandados, como los siguientes:

  • Aparatos electrónicos.

Los dispositivos electrónicos como móviles, portátiles y cámaras son muy buscados en el mercado de segunda mano, ya que pueden ser mucho más baratos que comprar uno nuevo y aun así ofrecer un buen rendimiento.

  • Muebles.

Los muebles de segunda mano, como sofás, mesas, sillas y armarios, son populares entre aquellos que buscan ahorrar dinero o encontrar piezas únicas y vintage para decorar sus hogares.

  • Ropa y accesorios.

La ropa de segunda mano ha ganado popularidad en los últimos años debido a su atractivo económico y sostenible. Además, puedes encontrar ropa de diseño y de marca a precios mucho más baratos, así como bolsos, joyas y zapatos.

  • Libros.

Los libros usados son muy demandados por aquellos que buscan libros fuera de impresión o ediciones especiales descatalogadas, por lo que siempre son una opción popular entre las ventas de segunda mano.

  • Artículos deportivos.

Aparatos deportivos como bicicletas, tablas de surf, equipos de camping y material de gimnasio suelen ser demandados por personas que buscan opciones más económicas para realizar deporte.

  • Coches.

Como bien saben los profesionales de E.E.MOTOR, los coches usados son extremadamente populares debido a el considerable ahorro de dinero que supone para los clientes en comparación con los nuevos, además de su amplia selección que abarca desde modelos antiguos hasta recientes, y por supuesto, la oportunidad de evitar la depreciación inicial. Además, los compradores pueden acceder a historiales de fiabilidad y modelos antiguos o descontinuados que pueden ser difíciles de encontrar como nuevos.

Más información

Scroll al inicio